Nuestra experiencia en iRedes 2015

¿Para qué negarlo? Quienes nos dedicamos al mundo de la comunicación disfrutamos de este tipo de eventos, sí o sí. Nos encanta contar y que nos cuenten (seguramente, en este orden), así que el concepto “congreso” nos suele molar bastante. Un punto de encuentro en el que compartir experiencias, intercambiar opiniones y debatir, conocer gente del gremio… Creo que encajamos bastante bien con este formato. O, dicho de otra manera, estamos en nuestra salsa. Si además el congreso es sobre Redes Sociales, a mí personalmente me apetece más todavía.

Internet en general y las Redes Sociales en particular han cambiado, por no decir revolucionado, la forma de hacer y trabajar la comunicación, ampliando exponencialmente nuestra audiencia potencial y transformando la relación de los medios y las marcas con el usuario en algo radicalmente bidireccional. Hoy en día han cambiado las reglas del juego en este nuestro oficio, y siguen cambiando cada día (casi cada segundo). Es apasionante pero exige adaptarnos a la nueva situación para no quedarnos fuera.

Por todo ello, no podía dejar pasar la oportunidad de acudir a la quinta edición de iRedes, Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales celebrado cada año en Burgos, con el objetivo de aprender, aprender y aprender.

©Foto Victoriano Izquierdo

©Foto Victoriano Izquierdo

Y hoy, a través de este post, me gustaría contaros lo que para mí fue lo más destacable de este evento que, pese a que creo que tiene un formato aún mejorable (es joven, démosle algo de tiempo), ha sido una experiencia muy enriquecedora.

Aquí va mi personal decálogo para aquellos que nos dedicamos a los contenidos en la era 2.0:

1. El móvil tiende a convertirse en la experiencia de consumo principal.

Ya lo sabemos. No os descubro nada si os cuento que cada vez más tráfico proviene de los dispositivos móviles y que, por tanto, el escritorio ya no es suficiente; ni siquiera lo más importante. Lo primero es el móvil. Y esto supone un cambio necesario.

Cambia la forma en que los usuarios llegan al contenido y el tipo de lectura que hacen del mismo. Y cambian, cómo no, los formatos publicitarios, que deben adaptarse a la nueva pantalla. Si no logramos una experiencia de usuario satisfactoria y un modelo de negocio rentable en este nuevo contexto, estaremos perdidos

Por el congreso pasaron varios proyectos de contenidos digitales, algunos más veteranos como Weblogs SL y otros mucho más jóvenes como la Revista Don o El Español. Todos coinciden en que actualmente trabajan primero para la versión móvil y/o tablet porque, cada vez más, los contenidos son “productos para pantallas”.

 

2. Las Redes Sociales han provocado una reducción de la unidad básica de consumo del contenido.

Hace ya tiempo que el medio como conjunto ha perdido importancia a favor del artículo. Las Redes Sociales favorecen esta tendencia y la llevan más allá, hasta el extremo de convertir la frase o el titular (compartible por supuesto) en unidad de consumo por sí mismos. Pero ¿queremos un lector que se quede solo ahí?

 

3. Las Redes Sociales han contribuido a una pérdida progresiva de importancia de las portadas,

ya que están cumpliendo junto a otros actores el papel de distribuidor de la información mejor que los propios medios. La portada deja de ser la puerta de entrada a tu casa (solo la utilizan tus más fieles seguidores) y empiezan a abrirse nuevas ventanas por las que llegan las visitas.

 

4. Las Redes Sociales están marcando sus propias normas dentro de su papel como distribuidoras de contenidos,

como ya ocurría con los buscadores (con Google a la cabeza). Por ello, en mayor o menor medida, todos nos vemos obligados a bailar al son que nos marca Facebook y su algoritmo (el ejemplo más significativo sin duda) y adaptarnos a sus normas.

 

5. ¿Cómo condiciona el volumen (tráfico, trending topics…) a la generación de contenidos?

Parece que se desdibujan las líneas entre los medios especializados y generalistas. Cuando surge un fenómeno como #TheDress, todo el mundo quiere subirse al carro y generar un contenido (más o menos justificado dentro de su actividad cotidiana) para no renunciar al potencial de tráfico y conversación. ¿Todo vale para posicionarnos?

Y yendo todavía un poco más allá con el debate, podemos valorar si esta obsesión por el volumen (que es lo que se premia en el canal) puede ir en contra de la calidad de los contenidos. Puede ocurrir si no establecemos una ética y un respeto por el usuario y nos dejamos llevar por ese “todo vale”.

 

6. Incremento del uso de la publicidad nativa.

Utilizar las plataformas y formatos propios de cada canal social es la mejor fórmula para hacer llegar nuestros contenidos a los usuarios y, además, nos puede ayudar a paliar parte de los problemas con la publicidad display (que nuestra audiencia ya sabe bloquear).

Pero debemos hacerlo siempre de forma honesta y con contenidos de calidad. La publicidad debe ir identificada como tal. Si tu contenido es bueno y has conseguido identificar y llegar a tu audiencia potencial, nos les importará que sea un anuncio y lo consumirán porque el contenido les interesa y está bien trabajado.

 

7. La importancia de la claridad en el lenguaje.

Se hace más evidente en una época como la que vivimos, en la que las Redes Sociales favorecen un consumo rápido de los contenidos y el móvil empequeñece las pantallas donde se lleva a cabo dicho consumo. Nuestros contenidos deben ser fáciles (de encontrar, reconocer, entender, recordar, compartir…), pero sin renunciar a la complejidad que el mensaje requiera.

 

8. Las marcas se convierten en medios de comunicación,

generan sus propios contenidos y aspiran a ser la fuente de información principal y competir con los medios tradicionales en esta labor. Internet y las Redes Sociales han propiciado que esto sea así, porque el cliente tiene toda la información a un solo clic y las marcas disponen de las herramientas perfectas para saber con qué contenidos posicionarse.

 

9. Las marcas centran sus esfuerzos en el aún más concreto marketing de las emociones.

En esta era del marketing de contenidos (que al fin y al cabo es a lo que hacemos referencia en el punto anterior), las marcas quieren que sus clientes, reales o potenciales, les asocien con temas que despierten sentimientos (positivos desde luego).

 

10. Importancia de las Redes Sociales en la gestión de crisis.

Por último, aunque no menos importante (casi merece capítulo aparte), en el congreso hemos tenido tiempo de hablar de las crisis de comunicación/reputación y el papel de las Redes Sociales en estas situaciones. A estas alturas parece que el silencio no es una opción. En Redes Sociales no puedes hablar solo cuando te interesa o contestar solo a lo que te venga bien. Cuando nuestra marca se enfrenta a una situación de este tipo, nuestros usuarios nos van a exigir explicaciones. Dárselas de forma ágil, honesta, transparente, pedir disculpas y tomar medidas correctivas si es necesario es lo que nos va a ayudar a gestionar la crisis.

 

Seguro que me dejo un montón de cosas en el tintero (la relación entre influencers y marcas, el poder de las redes sociales para visibilizar un problema o movilizarse…), pero este post ya se ha extendido más de lo que me gustaría. Y, teniendo en cuenta algunos de los puntos que hemos ido repasando, no sé si muchos de vosotros habréis llegado hasta el final. Tomadlo solo como mi particular resumen, subjetivo y emocionado, de dos días de congreso.

About Iratxe Álvarez Amor

Contar, comunicar, transmitir.
Ese es mi trabajo, aunque a lo largo de mi trayectoria profesional lo he
desarrollado en distintos ámbitos: actualidad, entretenimiento, información corporativa… Y, desde hace unos años, inmersa en el apasionante mundo online.

En mi vida humana, resido en Barakaldo pero soy de Portugalete (jarrillera hasta la médula). Siempre con un libro en la mesilla. Es fundamental. También disfruto con el teatro, el cine y las series. Seguidora de pasarelas y alfombras rojas. ¿Algo inconfesable? Soy una bailona incansable. 

Comments

  1. Ainara Zarraga dice:

    No puede asistir, pero con este estupendo resumen me quedo con menos pena. Yo también quedo a la espera de más artículos.

  2. Annachiara Sechi dice:

    Gracias por el post resumen de estas jornadas.
    Espero poder leer pronto más artículos tuyos, en especial sobre la relación entre influencers y marcas que comentas ;-)

Something to say?