Interacciones en Facebook y Twitter

Interacciones, interacciones y más interacciones. Sin duda, uno de los objetivos más importantes y diferenciales que las marcas persiguen en redes sociales es conseguir que sus seguidores interactúen con los contenidos que proponen. Y precisamente en el último mes hemos visto cómo dos de los principales canales, Facebook y Twitter, introducían novedades en este sentido. Nuevas interacciones y cambios en algunas de las de siempre, que han irrumpido en nuestra actividad diaria y nos ofrecen nuevas posibilidades.

¿Repasamos todas las novedades?

 

FACEBOOK: Los “Me Gusta” ya no son suficiente.

Clics aparte, hasta hace cosa de un mes la red social de Mark Zuckerberg nos ofrecía tres opciones principales para interactuar con un contenido: Me Gusta, Compartir y Comentar.

Pero en el momento actual en el que Facebook ya es un “viejo conocido” para la mayoría y nos movemos por su casa como pez en el agua, justo ahora que estamos en plena “era emoji” y la comunicación no verbal cobra más relevancia, en esta época en la que el teléfono móvil se ha convertido en una extensión de nuestra mano, parece que el ‘Me Gusta’ se ha quedado corto para expresar todos nuestros sentimientos de una forma rápida, práctica y efectiva. El dedito hacia arriba de toda la vida ya no es suficiente para comunicarnos con nuestros amigos y las páginas a las que seguimos en esta plataforma.

Hacía tiempo que en el “sentir general” de los usuarios de Facebook se había manifestado la necesidad de nuevas interacciones que permitiesen trasladar emociones menos “buenrrollistas”. ¿Qué pasa con esos contenidos que te entristecen o te enfadan? Quizás no quieres comentarlos ni compartirlos pero sí expresar cómo te hacen sentir y, desde luego, en estos casos el “Me Gusta” no era lo más adecuado. Ahí comenzaron los rumores y peticiones para tener un botón de “No me gusta”. Y cuando todos esperaban (y las marcas temían) ese nuevo botón, la red social nos sorprendió con las “reacciones”. ¡Seis nuevos botones a falta de uno!

 “Me Encanta”, “Me Divierte”, “Me Alegra”, “Me Asombra”, “Me Entristece” y “Me enfada”.

No estamos seguros de si vienen para quedarse, ya que España e Irlanda son los dos únicos países en los que se han implantado estas reacciones de momento y a modo de prueba. Así que iremos viendo en qué queda finalmente este “experimento”.

La negatividad, los clientes descontentos y los trolls ya forman parte del día a día de la mayoría de las marcas en Facebook. Hasta ahora no disponían de estos botones, pero sí de los comentarios para trasladar su malestar.

¿Cómo puede afectar esto a las marcas?

Se ha comentado mucho el matiz negativo de los iconos “Me entristece” y “Me Enfada”. ¿Deberíamos temer sus efectos en las fanpages de las empresas? En un principio, parece que no. La negatividad, los clientes descontentos y los trolls ya forman parte del día a día de la mayoría de las marcas en Facebook. Hasta ahora no disponían de estos botones, pero sí de los comentarios para trasladar su malestar. No sabemos si ahora complementarán dichos comentarios con estos nuevos emoticonos o incluso si en algunos casos los sustituirán, pero en un primer momento no parece que vayan a tener una repercusión directa, salvo en casos concretos o crisis reputacionales.

Además, como siempre decimos, las redes sociales son la plataforma perfecta para escuchar al cliente y aquí tenemos una herramienta más para medir sus opiniones y sentimientos. Aunque para hacer esto de forma más completa y eficaz, será necesario que Facebook empiece a reflejar estas novedades en las estadísticas exportables de cada fanpage.

También queda por ver si estas nuevas reacciones influirán en la economía del lenguaje que los usuarios suelen practicar en redes sociales. Con todos estos emoticonos al alcance de un clic (o casi) y el consumo cada vez mayor que se hace desde el móvil, ¿perderán las fanpages comentarios? ¡Seguiremos informando!

 

TWITTER: Aclaremos el significado de los FAVORITOS y dejémonos de líos.

Confesemos: ninguno teníamos muy claro qué significaba marcar como favorito un tuit… A veces quería decir “ok a lo que dices” o “gracias por comentar”; otras veces era un “me marco esto para revisarlo más tarde”; una manera educada de acabar con alguna conversación… y, siendo sinceros, sí, muchas veces lo hemos usado como un primo-hermano del Me Gusta de Facebook. Pero hay que reconocer que el FAV y su estrella dorada tenían su punto y eran una de las señas de identidad de Twitter.

Esto es precisamente lo que han reivindicado muchos usuarios de esta red social cuando hace solo unos días Twitter anunciaba que sus “Favoritos” pasaban a convertirse en “Me Gusta”.

Pero sentimientos aparte, la desaparición de los “Favoritos” es un hecho a día de hoy. En su lugar han llegado los “Me Gusta” en forma de corazón.

En su blog, Twitter explica que precisamente la confusión que podían generar las estrellas/favoritos es una de las razones principales para llevar a cabo este cambio y sustituirlas por un símbolo más universal y expresivo. Pero entre la comunidad tuitera el debate está servido entre los que se han “enamorado” del nuevo corazón y los que añoran su estrella de siempre.

¿Y las marcas? ¿Cómo se verán afectadas por este cambio? De primeras, hay que valorar que podremos interpretar esta interacción de una forma más precisa e inequívoca. Antes se contabilizaban los favoritos sin saber muy bien el porqué de los mismos y asumiendo que muchos eran “Me Gusta” encubiertos o un “Está bien pero no tanto como para RT”.

Lo que está por ver es, si ahora que su significado está más definido, se utilizarán más o menos que antes o si afectará de alguna manera al uso de la otra interacción principal (RT). Entendemos que, si Twitter da este paso hacia adelante, su objetivo será generar más interacciones dentro de la plataforma, pero solo los usuarios tendrán la última palabra.

 

La confusión que podían generar las estrellas/favoritos es una de las razones principales para llevar a cabo este cambio y sustituirlas por un símbolo más universal y expresivo

 

TWITTER: Si quieres hacer una encuesta, ¡te lo pongo fácil!

Todos hemos hecho encuestas en Twitter alguna vez usando el RT y el FAV como interacciones para “votar” por una u otra opción. Tenía su gracia, ¿no? Aprovechábamos los recursos disponibles en una red social con ciertas limitaciones para pedir a los usuarios su opinión, hacerles partícipes de alguna decisión, plantearles un juego/competición o simplemente para presentar contenidos de forma más original. También se podían contabilizar votos a través de las respuestas a un tuit o ayudándonos de algún hashtag para hacer el recuento.

Ante estos métodos algo rudimentarios, la red social se ha plantado y ha decidido poner a nuestra disposición una herramienta para realizar encuestas.

Es muy fácil ponerlas en marcha. Solo hay que seleccionar el nuevo icono circular (quién sabe si es un reloj, una tarta…) al redactar el tuit y automáticamente podremos incorporar las dos posibles respuestas para votar (sí, de momento solo dos). Estas encuestas tienen una duración determinada de 24 horas como máximo.

Todos hemos hecho encuestas en Twitter alguna vez usando el RT y el FAV como interacciones para “votar” por una u otra opción.

De cara a los participantes, tienen la ventaja de que son anónimas, por lo que la participación será probablemente superior al no tener que revelar su opinión públicamente o dar visibilidad a una marca. Además, Twitter les notificará al concluir el plazo de votación con los resultados (esperemos que esto no supongo un problema para quienes participan en muchas).

Es cierto que algunos lo han visto como un síntoma más de la pérdida progresiva de identidad de Twitter: antes solo se podían escribir mensajes con un máximo de 140 caracteres y compartir links, mientras que ahora vemos imágenes, votamos en encuestas, podemos mandar mensajes privados sin limitaciones…

Pero en el otro lado de la balanza debemos valorar que las nuevas encuestas no dejan de ser una oportunidad más para interactuar con los usuarios. De momento las marcas se están mostrando algo tímidas, pero seguro que pronto vemos cómo comienzan a exprimir el potencial de esta funcionalidad para implicar a sus seguidores en determinadas decisiones o pedirles su opinión en ciertos temas. Es una interacción más, aunque lo cierto es que en las estadísticas generales no se está contabilizando como tal por el momento.

About Iratxe Álvarez Amor

Contar, comunicar, transmitir.
Ese es mi trabajo, aunque a lo largo de mi trayectoria profesional lo he
desarrollado en distintos ámbitos: actualidad, entretenimiento, información corporativa… Y, desde hace unos años, inmersa en el apasionante mundo online.

En mi vida humana, resido en Barakaldo pero soy de Portugalete (jarrillera hasta la médula). Siempre con un libro en la mesilla. Es fundamental. También disfruto con el teatro, el cine y las series. Seguidora de pasarelas y alfombras rojas. ¿Algo inconfesable? Soy una bailona incansable. 

Comments

  1. Annachiara dice:

    ¡Me gusta! ;-)

Something to say?