Cómo afecta la GDPR a tu estrategia de email marketing

Cómo afecta la GDPR a tu estrategia de email marketing

Tic, tac, tic, tac… Cambian las reglas del juego

¿Has hecho ya tu listado de propósitos de año nuevo? Si es así, espero que tengas hueco para uno más, y sino, te propongo que te pongas manos a la obra y en lo alto de tu lista incluyas revisar tu base de datos, ya que este año con la llegada de la GDPR, se preven grandes cambios en el mundo del email marketing.

A partir del 25 de mayo entra en vigor una nueva normativa sobre el tratamiento de datos de usuarios, la GDPR (General Data Protection Regulation).

Sí… Has leído bien, ahora que estábamos cómodos, que ya teníamos nuestra base de datos completa y las claves para conseguir el opt-in del usuario nos cambian las reglas… ¿¿¿Por qué???

¡Exacto! Para proteger al usuario.

Esta nueva normativa tiene como objetivo proteger los derechos del usuario, asegurarse de que recibe la información que realmente quiere recibir y, además, unificar las leyes entre los países de la Unión Europea.

En este post, veremos cómo se concreta todo esto y cómo nos afectará, pero tranquil@ no empieces a hiperventilar aún, también veremos cómo sacarle partido a la nueva situación. ¡Ya verás que al final del post incluso sacarás una sonrisa!

¿En qué nos afecta la normativa de GDPR?

Esta novedad afectará en la captación de los datos de usuarios, en conseguir su conformidad para recibir comunicaciones, almacenamiento de los datos… ¡En todo!

Antes de empezar a desgranar la nueva normativa supongo que te habrán surgido algunas dudas…

  • ¿Esta regulación nos afectará en España? Si nosotros tenemos nuestra propia Ley Orgánica de Protección de datos (la famosa LOPD)…
    Sí… Me sabe mal, pero sí. Esta regulación inhabilitará la actual LOPD. ¿Qué significa esto? Pues que seguramente, en mayo se publicará también una nueva LOPD… Pero bueno, ya hablaremos de ello cuando llegue el momento. ¡No te preocupes!
  • ¿La nueva normativa me afectará aunque trate con datos de personas no residentes en la Unión Europea?
    Sí, aplicará a todas aquellas empresas que estén en la Unión Europea o que traten datos de individuos que residan en esta.

Dicho esto, ya estamos preparados para enfrentarnos a la GDPR.

Aquí van las 5 novedades más relevantes de la GDPR para tu estrategia de email marketing:

  1. Antes de nada, necesitaremos revisar nuestra base de datos y eliminar aquellos usuarios que no estén consumiendo nuestros contenidos. Queremos que sea una base de datos de calidad y para ello deberemos limpiarla. Es triste decirle adiós a un usuario, pero es mucho peor ver que tú le quieres más de lo que él te quiere a ti… Es mejor despedirse a tiempo.
    Primer paso hecho, ¡hurray! Y ahora, ¿qué?
  1. Tenemos que ser capaces de justificar por qué necesitamos sus datos personales (con un propósito explícito). Por cierto, los emails profesionales pasan a considerarse datos personales, ¡hasta ahora no lo eran!
  1. Otro aspecto en el que deberemos trabajar es en la obtención del consentimiento explícito del consumidor.
    ¿Qué significa esto? Ya no valdrá todo… Por ejemplo, a partir de ahora, quedará absolutamente prohibido que la casilla conforme se desea recibir información esté marcada por defecto, el usuario debe ser plenamente consciente de que se está dando de alta a tu newsletter. Por eso, una buena alternativa, mucho menos invasiva, es optar por el doble opt-in.
  1. ¿Qué más? La GDPR también nos obliga a demostrar que los usuarios nos han dado su OK para tener sus datos personales en nuestra base de datos. Lógico, ¿no?
  1. Y por último, pero no menos importante, darse de baja no puede ser una misión imposible. Aunque nos duela, hay que ponérselo fácil, ¡no queremos retener a nadie en contra de su voluntad! Ah, y no solo eso, a partir de ahora, el usuario tendrá el derecho de reclamarnos en cualquier momento que modifiquemos o borremos por completo los datos que le conciernan.

¿Y qué pasa con la base de datos que ya tengo?

Viendo todos estos cambios, seguramente lo primero que habrás pensado es… “¿Y qué pasa los usuarios que tengo ahora en mi base de datos? ¿Tienen que cumplir con todos estos requisitos?” ¡Que no cunda el pánico! Si en el momento de la captación de los datos del usuario y de su consentimiento cumpliste con la LOPD, ¡estás cubiert@!

Good News: ¡tenemos delante una gran oportunidad para nuestra estrategia de newsletters!

¿Quién dijo miedo? ¡Saquémosle provecho!

De acuerdo. De entrada, no parece una normativa que nos vaya a poner las cosas más fáciles. Pero, como todo empujón, podemos ver los aspectos positivos, ¡que son muchos!

Llega al usuario al que realmente interesas.

Una base de datos para envío de emails donde los usuarios no quieren recibir los emails es una base de datos de baja calidad y muy poco eficiente. Además, daña la reputación del remitente: cada impacto no deseado es un usuario enfadado.
Limpiándola, conseguiremos que las tasas de apertura, rebote y baja de tus newsletters mejoren significativamente.

Consigue una base de datos limpia y de calidad.

Saca partido al opt-in doble. Confirma que el usuario quiere suscribirse realmente a tu newsletter.
¿Cómo funciona? El usuario debe registrarse primero en su web y después recibirá un email en el que deberá confirmar su suscripción. Lo interesante es que, además, en este email puedes aprovechar para informarle de qué tipo de comunicaciones va a recibir, y de esta manera gestionarás sus expectativas sobre lo que recibirá a partir de entonces. Eso sí, si el usuario no confirma, no se le incluirá en la base de datos.

Facilita que el usuario se dé de baja de tus newsletters… Y despídete para dejarle un buen recuerdo.

Un email de despedida puede ser la última oportunidad de contacto con el usuario. Claro que es un email que no desearíamos tener que mandar, pero ya que lo hacemos ¡no dejemos pasar la oportunidad!
Hagamos algo divertido, innovador, o que aporte valor. Mira cómo lo consiguen en Hubspot:

  • Aprovechemos para extraer información: ¿por qué nos está abandonando? ¿Son demasiados emails? ¿No estamos acertando con sus preferencias? ¿Esperaba otro contenido?
  • Ofrezcamos alternativas. Quizás no está todo perdido y bastará con cambiar las reglas de la relación: enviar menos emails o con un contenido que le interese más.
  • No perdamos al usuario para siempre. ¡No todo es nuestra newsletter! Quizás le basta con nuestros posts en Facebook o Twitter, así que mostremos nuestros perfiles en las redes sociales. Quizás la relación continuará allí.

Es cierto, decir adiós resulta siempre muy duro pero… pensándolo bien, seguro que es lo mejor para los dos. ;-)

 

Espero que este post te haya resultado útil para tu estrategia de e-mail marketing. Para cualquier duda o comentario, te invito a que dejes tu mensaje en los comentarios, más abajo. Me encantará ayudarte y conocer tu experiencia sobre el apasionante mundo de las newsletters. :-)

Checklist best practices y requisitos legales email marketing

Encontraréis más info en esta web y en este artículo.

 

La imagen de cabecera es de Curtis MacNewton en Unsplash

About Maria Massagué

Soy Head of Inbound Marketing en Runroom.
Tengo especial debilidad por el mundo del e-mail marketing y de la analítica.
En mi tiempo libre me encontrarás entre fogones, con amigos o planeando algún viaje.

Something to say?